sábado, mayo 21, 2022

Zen: significado, enseñanzas y orígenes

Todos hemos oído hablar del Zen al menos una vez. En el lenguaje moderno, «ser Zen» es a menudo sinónimo de estar relajado, imperturbable y tranquilo. Pero, ¿qué significa exactamente esta palabra?

Muchos se acercan a la meditación Zazen porque tienen curiosidad por experimentar no solo la práctica de la meditación en sí, sino también y sobre todo los dictados del Zen.

Sin embargo, son muy pocas las personas que comprenden plenamente su significado y pueden acogerlo en sus vidas.

En este artículo intentaré explicarte de la forma más completa posible qué es el Zen, cuáles son sus orígenes y cómo podemos empezar a seguir sus enseñanzas en nuestra vida diaria.

Zen: significado y origen

Zen: significado y origen
Zen es la pronunciación japonesa del carácter chino «Chan» (禪), que a su vez es la traducción del término sánscrito «Dhyana«. Su significado literal es «visión», pero a menudo también se traduce como «meditación», entendida como «un estado de perfecta ecuanimidad y conciencia».

La práctica de Dhyana fue ampliamente utilizada en el budismo, el hinduismo y el jainismo para lograr la iluminación (que según la religión se veía como una perfecta pureza mental, reunión con Dios o apertura del tercer ojo).

El zen, al igual que el taoísmo, no es nada fácil de explicar y comprender: no es una filosofía ni una religión, ni una técnica específica para obtener ciertos resultados.

El zen es una forma mental, un estado mental que no tiene tiempo ni lugar y depende en gran medida de nuestra intuición.

Su propósito es brindarnos un camino que nos lleve de regreso a nuestro verdadero yo, al presente, al «aquí y ahora», alejándonos de distracciones innecesarias y actitudes mentales que nos aíslan de la realidad.

Bodhidharma, el monje indio considerado el fundador de la escuela Chan/Zen, lo describe de la siguiente manera:

Una tradición especial fuera de las escrituras
No depende de palabras y letras
Apunta directamente al corazón del hombre
que ve en su propia naturaleza y se convierte en Buda.

Queriendo simplificar esta definición, podríamos describir ampliamente el Zen de la siguiente manera:

  • Es una actitud, no una fe.
  • Zen significa experimentar el momento presente y estar agradecido por el don de la vida misma.
  • Ser Zen significa tomar plena conciencia de nuestra conexión con el mundo y con todo lo que forma parte de él.
  • El zen es la libertad de las distracciones y los conflictos ilusorios del mundo material.
  • Ser Zen significa ser parte del flujo del universo.

¿Por qué es importante vivir en el presente?

Por qué es importante vivir en el presente

Llegados a este punto, podríamos preguntarnos por qué es tan importante atesorar el momento presente. ¿Por qué el futuro, el pasado y todos los pensamientos que nos aíslan de la realidad deben ser eliminados de nuestra mente?

La respuesta es tan fascinante como enigmática: según el Zen, eliminando nuestras superestructuras mentales y superando el apego al mundo material es posible llegar a la Verdad Absoluta y vivirla en su plenitud.

Nunca se especifica en detalle qué es esta Verdad (también llamada Iluminación, similar a la experimentada por el Buda), porque es una experiencia subjetiva y única para cada persona.

En términos generales, el mensaje es renunciar a nuestras certezas y la aparente sensación de seguridad que las acompaña para desafiar nuestros patrones mentales y cuestionarnos a nosotros mismos como seres humanos.

De hecho, el zen también se conoce como la cultura del no ser precisamente por su invitación a abstraernos de todo lo que sabemos para vernos en otra perspectiva, una en la que no existimos como individuos separados sino como parte fundamental de algo más grande.

La parte importante del Zen es la experiencia real. Incluso con solo tratar de aplicar sus preceptos, nos convertimos en parte del movimiento perpetuo de la humanidad.

Las paradojas del Zen

Las paradojas del Zen

Uno de los aspectos del Zen que más confunde a quienes no lo conocen son las paradojas: la paradoja juega un papel fundamental en las enseñanzas del Zen, ya que empuja la mente en una dirección diferente a la que está acostumbrada durante la rutina.

Hacerlo ayuda a mantener a raya el pensamiento racional y libera la creatividad y la intuición. También indica una verdad que no se puede derivar racionalmente mediante el uso de la lógica.

No te asustes por estas paradojas, ya que sirven para estimular y desafiar nuestra mente. Cada reflexión que se derive de ella es un paso hacia la conciencia.

Las paradojas más importantes del Zen son las siguientes:

  • No es nada y es todo al mismo tiempo.
  • Está vacío y lleno.
  • Rodea todo y está rodeado de todo.
  • Es el principio y el final.

¿Es realmente útil el zen?

Es fácil para algunos descartar el Zen categorizándolo como un viaje mental sin significado real. Estas personas aún no están preparadas para lidiar con este nivel particular de desarrollo espiritual, y es absolutamente aceptable.

El camino hacia la conciencia nunca debe apresurarse, y si después de leer este artículo el Zen todavía parece algo poco creíble, simplemente significa que no es el momento adecuado para darle la bienvenida a tu vida.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Debes leer...